miércoles, 27 de mayo de 2009

LOGOTIPO Y ESLOGAN EN LA PUBLICIDAD


El logotipo: es la creación de la marca de su empresa: el logotipo, imágenes, lemas, ideas y otro tipo de información conectado a su empresa o producto. El logotipo es lo que hace que su empresa sea única y reconocible, y este sitio se proporcionan valiosa investigación apunta a que empiece hacerlo.


Para ser más eficaz la imagen de marca, un memorable nombre y un lema ubicuo debe combinarse con un instantáneamente reconocible y único logotipo. Un logotipo es el diseño gráfico por el cual su empresa o producto llegará a ser imaginado por el cliente. Al igual que en otros elementos de la imagen de marca, la simplicidad puede ser a menudo la mejor estrategia. Su logotipo puede ser tan sencillo como una simple forma geométrica o, potencialmente, un elaborado diseño de una idea simple, como una silueta de una persona o un objeto. En contraste con otros elementos de la imagen de marca, su logotipo no tiene por qué ser en sí misma una clara representación de lo que su empresa hace, o lo que es su producto. El factor más importante es ser reconocible y única. Para utilizar otro de los ejemplos más famosos de marcas populares, Kentucky Fried Chicken del logotipo es el " diseño del Coronel Sanders - una sonriente imagen de la cara del fundador de la empresa. En sí mismo, este icono no representa a la marca 'pollo', o incluso de alimentos de cualquier tipo. Sin embargo, es recordado en asociación con el nombre de la empresa, en el sentido de que, como todo el paquete, mantiene su imagen de marca con éxito de la empresa a sus clientes alojados en la memoria. Una vez que el logotipo ha sido elegido, debe ser utilizado con regularidad y de forma constante a través de su estrategia de desarrollo de marcas, con el fin de representar a su empresa o producto, siempre que sea posible. Usted debe combinar los elementos de la marca de su empresa - nombre, el lema y el logotipo - sobre cada pieza de correspondencia que hace o compra espacios publicitarios relacionados con el producto. Esto significa que los mensajes de correo electrónico, cartas, tarjetas de visita y las facturas, y la promoción y la publicidad, deben llevar los principales elementos de su imagen de marca. Al hacerlo, su imagen de marca se extenderá a los alcances de todo lo que hacemos y sus productos, y continuará a difundir la palabra de su éxito creciente.



3 . Analizar la competencia y reajustar su imagen de marca
Con los elementos básicos de su estrategia de marca en su lugar, debería comenzar a ampliar su imagen de marca en el mercado. Esto es importante porque gran parte de su estrategia de la eficacia reside en su coherencia. Para garantizar que esto se logre, hay que recordar que cada vez que un cliente potencial o cliente habitual tiene ningún tipo de contacto con su empresa, ya sea a través de los usuarios en su sitio web de la compañía en línea o simplemente en ver un anuncio impreso, él o ella tiene lo que Debe ser entendido como una experiencia de marca. Teniendo esto en cuenta, resulta claro por qué periódicamente el ajuste fino de su estrategia de desarrollo de marcas para satisfacer mejor los deseos de sus clientes es absolutamente crucial. Esto es especialmente cierto si su empresa está en un mercado competitivo, en particular, en contra de varios rivales productos o servicios que pretenden hacer lo que hace la suya, y, posiblemente, aún mejor, a través de sus propias marcas. Es específicamente su imagen de marca, que aparta de su producto a los competidores. Para asegurarse de que su marca mantiene una firme declaración y continuar diferenciándolo de sus rivales', habrá que evaluar periódicamente la competencia en su mercado. Para realizar lo que se podría llamar un análisis competitivo, debe mantener un registro de sus competidores de imagen de marca mediante la adopción de los recortes de sus anuncios, la revisión de cualquier cobertura que han logrado, la investigación de su presencia en línea mediante el análisis de su sitio web, e incluso por sus productos o tratando Servicios - especialmente si se han introducido nuevos productos o estrategias de logotipos. Entonces usted debe decidir sobre todo lo que sigue para hacer su producto diferente, lo que lo diferencia del resto. Siempre será esta diferenciación la que le permite crear una imagen que permanece en la imaginación de los clientes. Por lo tanto, usted debe seguir dispuesto a reorientar su estrategia de desarrollo de marcas para cumplir con este hecho.
');
//-->
4 . Cree un lema
Una vez que haya seleccionado un nombre apropiado, la próxima etapa lógica en el proceso del logotipo es acompañar esto con un lema, o una declaración resumiendo sus intenciones y puntos fuertes. Para más eficacia los resultados de la marca, el eslogan que usted seleccione debe ser una frase corta que es memorable o 'pegadiza' y, de nuevo, fácil de recordar por los clientes. Esto luego combinado con su nombre para reforzar la imagen de marca de estructuras de trabajo para su producto. Las Consignas pueden ser tan difíciles como crear nombres. Decir algo poderoso y original en un pequeño número de palabras es parte de un difícil proceso de la imagen de marca. Con el fin de generar ideas para llevar consignas a su imagen de marca, siempre debe permanecer centrada en el cliente potencial. ¿Qué es lo que busca en un producto como el suyo? ¿Qué valores y aspiraciones esperan de una empresa que produce? ¿Por qué iban a comprar su producto en particular? ¿Qué significan los productos y consignas de representar a sus rivales? El lema que elija debe tratar de tener en cuenta las fuertes respuestas a cada una de estas preguntas. Para ayudar a entender por qué esta etapa del proceso de la imagen de marca es tan importante; Pensar en consignas prevalece en la cultura popular de hoy. La frase "solo hazlo", lo que representa una dinámica, enérgica y sin alboroto actitud a la vida, al instante recuerda la imagen de la marca de Nike. Cuando visto, ya sea en las vallas o en su propia ropa Nike, el cliente tiene en estos dos valores representados el nombre Nike, y llega cada vez más a asociarse como una combinación permanente. Esta es la marca en su forma más eficaz, y es lo que cualquier persona o empresa en la elección de un lema debería tratar de decir.


El eslogan: Uno de los elementos más característicos de la publicidad es el eslogan. Es un elemento verbal que se utiliza en la gran mayoría de formatos publicitarios. Se trata de un aforismo, sentencia o máxima referida al producto o la marca. Su objetivo es proporcionar continuidad a la campaña, por medio de su anclaje en la memoria de las personas que la perciben. La función inexcusable de cualquier eslogan es atraer y resumir, esto es:
Captar la atención y llevar a leer, escuchar o mirar el resto del mensaje.
Provocar una asociación entre la marca y su ventaja principal.
Se trata de extender el efecto de la marca mediante la identificación del producto y su diferenciación con respecto a la competencia. Por tanto, un buen eslogan potencia el reconocimiento de la marca, el recuerdo del producto y el aprecio de la propuesta. Además, deberá dotar de expresividad al mensaje, reforzando el contenido principal, sea la propuesta o el posicionamiento de la marca. Precisamente, para cumplir su cometido se aconsejan las siguientes características:
BrevedadEl eslogan es una expresión que se puede materializar en una frase o un grupo de frases, pero a veces no pasa de tener tres, dos, e incluso una palabra. Cuanto más corto sea, más fácil resultará memorizarlo.
Capacidad persuasivaDebe contribuir al objetivo del mensaje y provocar una reacción favorable hacia aquello de lo que habla. En realidad no busca otra respuesta que la aceptación del producto y de la propuesta.
No ofrecer posibilidad de réplicaLa idea no es provocar objeciones a lo que dice, sino al contrario. Un eslogan nunca debe suscitar la contra argumentación, mucho menos irritar al público.El eslogan debe encajar adecuadamente en el conjunto del anuncio y dar protagonismo a los restantes elementos que lo componen (lo verás con más detalle en el epígrafe 6.10.).En función del mensaje que transmiten, Otto Kleppner, publicitario, profesor y autor de uno de los libros más famosos sobre publicidad, clasifica los eslóganes en tres categorías:
Los que describen la principal ventaja del producto.
Los que incitan a probarlo.
Los que previenen contra sustitutos del producto. Una vez más quizá tengas la impresión de que elaborar las piezas publicitarias no es tan fácil como parece. En el caso de este elemento verbal la dificultad es debida a la enorme eficacia que se le exige. Tiene que representar un acierto lingüístico y estético, proporcionar al anuncio un alto rendimiento semántico y ser percibido con gran rapidez.El eslogan tiene muy en cuenta el principio de economía del lenguaje, que lleva a los publicitarios a eliminar o sintetizar todas las unidades que no sean imprescindibles. Suelen dar prioridad a los sustantivos, los adjetivos, los verbos y los adverbios, en detrimento de los artículos, preposiciones y conjunciones. A los primeros se les llama palabras llenas, a los segundos, palabras herramienta. Un estudio ya clásico realizado en 1944 por C. R. Haas sobre el eslogan concluía en este aspecto que el 68% de los casos estudiados contenían mayoritariamente palabras llenas, en el 16% su presencia era básica y en el 15% restante llegaban a la mitad del total de las palabras. Algunas preguntas sobre el eslogan que pueden ayudar a su selección o aprobación son: ¿es coherente con la marca?, ¿y con la propuesta?, ¿cuál es su vigencia en el tiempo?, ¿consigue la atención inmediatamente?, ¿utiliza el lenguaje del consumidor?, ¿es creíble?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada